Principios de la Nutrición Vegetal - Fitochem

Principios de la Nutrición Vegetal

Los seres vivos, dependen de una fuente externa de nutrimentos y energía.  Los nutrimentos se utilizan para su edificación y la energía es la fuente que se requiere para el mantenimiento tanto de la organización celular y el organismo, como por medio del metabolismo que abarca todas las reacciones químicas que ocurren en una célula. 

Toda vida sobre la tierra adquiere energía mediante el metabolismo de moléculas de nutrimentos elaborados por los fotosintetizadores.

La existencia de los seres vivos depende de las características físicas y químicas del agua. 

Las primeras células evolucionaron en el agua y todos los seres vivos contienen entre 70%-90% de agua. Es indispensable para el transporte de minerales por su capacidad como solvente ya que, debido a su polaridad, facilita las reacciones químicas fuera y dentro de los sistemas vivientes.

La materia se compone de 92 elementos naturales y todas las sustancias se forman con diversas combinaciones de éstos.  Los seres vivos están constituidos principalmente por 6 elementos que son el carbono, hidrógeno, oxigeno, nitrógeno, fosforo y azufre (CHONPS).  Estos elementos se combinan para formar moléculas orgánicas en las células.

Las 4 clases de moléculas orgánicas en las células son carbohidratos, lípidos, proteínas y ácidos nucleicos, con una gran diversidad de biomoléculas.

Nos enfocamos en el tema de nutrición, en los organismos con células eucariotas (con núcleo), que incluyen protistas, hongos, plantas y animales.

Si bien es cierto que hoy en día se conocen al menos 20 elementos inorgánicos conocidos como esenciales, la importancia de aquellos compuestos orgánicos como las enzimas y las diferentes substancias orgánicas cobra verdadera trascendencia por el efecto que causan en pequeñas cantidades para beneficio del metabolismo del ser viviente.

Después del agua y la semilla, los nutrimentos participan como indispensables para conseguir el crecimiento y desarrollo de los cultivos.  Existen muchos trabajos científicos relacionados con los efectos individuales de cada elemento para beneficio de las plantas y que cumplen con los lineamientos para considerarse esenciales que son:

— Ser parte constituyente de los tejidos vegetales.

— Que la usencia del elemento, provoque una malformación en el crecimiento y en casos severos la muerte del vegetal.

— Tener una función específica e irremplazable.

De los cuales no nos ocuparemos por el momento y mas bien dirigiremos esfuerzos para conocer un poco mas a detalle los efectos de aquellos compuestos orgánicos que en pequeñas cantidades tiene efectos significativos en favor del vegetal.

Nos referimos a la importancia de la materia orgánica y sus componentes derivados de aquella fracción con un grado de descomposición mayor como lo es el humus y que la naturaleza produce, que son los ácidos fúlvicos y húmicos.

Es suficiente en el suelo el 5% de materia orgánica para estar clasificado como extremadamente rico en materia orgánica (en liga a su fertilidad), sin embargo, hoy en día mas del 60% de nuestros suelos contiene menos del 1% de materia orgánica y de ahí la gran importancia de llevar algunas acciones que ayuden a contrarrestar esta realidad.

Las diferencias básicas entre los ácidos fúlvicos y húmicos son la característica de solubilidad dependiente del pH, siendo los ácidos fúlvicos la única fracción del humus soluble en todo tipo de pH y los ácidos húmicos solubles en pH neutro y alcalino.

El tamaño molecular de los ácidos fúlvicos es al menos 50 veces mas pequeño que los ácidos húmicos, de ahí que sean considerados a los ácidos fúlvicos como la parte mas activa del humus.

Dentro de los principales efectos conocidos de los ácidos fúlvicos se encuentran la influencia sobre reacciones metabólicas y transformaciones de energía.